27.9.07

Energia Nuclear en Chile!!!












Franceses y rusos comienzan a posicionarse en el país para promocionar sus plantas:
El lobby nuclear europeo aterriza en Chile.

Mientras la comisión especial que nombró la Presidenta Bachelet prepara un informe que presentará en octubre, representantes de compañías de ambas naciones se han instalado con la mira puesta en el largo plazo. Citas con empresarios, invitaciones a esos países y presentaciones en el Congreso son parte de la estrategia de venta. ( es tu deber informarte y no ser ingnorante)

Un pequeño cóndor dorado, pero dado vuelta sobre un galardón de madera, fue el regalo que le hizo el grupo ecologista internacional Greenpeace al presidente del PPD, Sergio Bitar, en el día del Medio Ambiente. Según ellos, se lo merecía por el "condorazo ambiental" que se anotó el timonel oficialista al incentivar los estudios para el posible uso de la energía nuclear en Chile.

Existe un "déficit serio de abastecimiento de energía y agua en el norte (de Chile) y no veo otra forma, estratégicamente hablando, que no sea con energía nuclear para desalinizar agua de mar, y con esto resolver los problemas de la agricultura y minería", alega desde su oficina de calle Santo Domingo.

Esta sería una de las razones que lo llevó a reunirse hace un mes con la "comisión Zanelli", grupo asesor ad hoc que nombró la Presidenta Michelle Bachelet hace un año, y que después de regresar de la gira que realizaron con la Mandataria a Japón esta semana debería entregar un informe con los resultados de la investigación (ver recuadro).

Bitar ha sido uno de los más comprometidos impulsores de la agenda atómica nacional, y sus viajes a Suecia, Alemania y Francia para investigar sobre la materia dan cuenta de ello. Su última visita se desarrolló en tierras galas, lugar donde se reunió con representantes de la empresa estatal Electricité de France, con quienes conoció el trabajo que se realiza en la planta nuclear Penity, en la región de Normandía.

Cercanos al ex ministro de Educación afirman que sería precisamente esta última nación la más interesada en desarrollar un plan energético atómico en nuestro país. Por eso, a través de su embajada en Santiago el gobierno de Nicolás Sarkozy le habría extendido una invitación a Bitar para que nuevamente cruce el Atlántico a fines de octubre.

Aunque según la misma fuente Bitar estaría formando un equipo junto al ministro de Energía, Marcelo Tokman, para comenzar una agenda de trabajo con la comisión de energía nuclear francesa y "generar una instancia conjunta que terminará con una invitación para que (la agencia nuclear gala) venga a ver in situ la realidad energética nacional", al ser consultados por este diario respecto del viaje, ambos personeros lo negaron terminantemente.

Con todo, Bitar recalca que "siempre habrá lobby (...), es natural, está en los negocios", al tiempo que insiste en la necesidad de que el Estado chileno juegue un papel protagónico en la materia.

Asimismo, sostiene que "se debe afinar ahora una política nacional, luego de las conclusiones de la comisión Zanelli, y debe hacerse en los más altos niveles del Estado, el cual debe jugar un papel crucial. Los chilenos no debemos adentrarnos a tomar ninguna decisión si no tenemos una base propia de reflexión, de equipos, de gente, de políticas, de instituciones, de normas, que nos hagan avanzar a paso muy seguro. No podemos entrar a depender de terceros de manera improvisada".

Rusia entra al ruedo

Francia no es el único país que ha comenzado a hacer lobby en Chile. Luego de un receso de más de 20 años -debido principalmente a las tragedias ocurridas en Three Miles Island, Estados Unidos, y Chernobyl, en la ex URSS- la oferta nuclear avanza. Especialmente gracias a la creciente percepción negativa que tiene la opinión pública respecto de los combustibles fósiles, principales responsables del efecto invernadero en el planeta.

Según la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), en la actualidad hay 450 reactores nucleares en 32 países, otros 25 en construcción, 40 proyectos ya aprobados y 75 propuestas para construir futuras plantas.

Con argumentos como esos ha comenzado a desarrollar su lobby ante las autoridades nacionales la Corporación Nuclear Eléctrica (CNE), filial chilena de la compañía privada rusa Intermash, formada hace dos años para explorar el desarrollo de una agenda nuclear en Chile.

En ese lapso ha emprendido una ambiciosa agenda de reuniones y contactos con personeros políticos, parlamentarios y empresarios nacionales; y su director ejecutivo, Anatole Gubin, domina a la perfección el español.

Sentado tras su escritorio, que está lleno de tarjetas de presentación de un sinnúmero de personas, dice que "se necesita una mayor voluntad política" para implementar la energía nuclear en Chile.

Mientras tanto, no ha perdido el tiempo. Ya entabló conversaciones con el alcalde de Antofagasta, Daniel Adaro (independiente, ex DC), con quien planea hacer un seminario sobre el tema en noviembre.

Con el rector de la universidad de Antofagasta, Luis Alberto Loyola, asegura estar afinando un plan para desarrollar carreras como hidráulica, matemáticas, física y materias afines al desarrollo nuclear en esa casa de estudios.

Y hasta tiene un mapa -de Google Earth- que presentó en julio en el Congreso, con la ubicación exacta que podrían tener las futuras plantas (un total de seis en un plazo de 12 años) de 500 MW, en las cercanías de Tal-Tal.

El proyecto que pretenden vender es la construcción de un reactor de la denominada "tercera generación", muy similar a otro que ya instalaron en Finlandia hace algunos años. En principio, el 50% de la inversión para la construcción de la planta estaría en manos de la empresa estatal rusa "Atomstroyexport", mientras que la otra mitad podría correr por cuenta del empresario minero Leonardo Farkas y un inversionista brasileño con interese en Chile, con los cuales la firma rusa habría sostenido conversaciones al respecto.

"Trabajar con Rusia tiene muchas ventajas -opina Gubin- porque nunca va a ejercer un control político (sobre decisiones sensibles) y es abierto a la transferencia tecnológica", o sea, a la adquisición de insumos de terceros países.

De acuerdo a las cifras que maneja la filial de Intermash, Chile necesitará 12.000 MW más de energía en los próximos 12 años. Y si la construcción de una central como las que ofrece Francia (de 1.000 MW) cuesta del orden de US$ 2.500 millones, Gubin explica que dos centrales rusas de 500 MW cada una sólo costarían US$ 1.500 millones.

Invitaciones a Europa

Para fines de octubre -coincidiendo con el viaje que realizaría la otra comitiva a Francia- la compañía rusa invitó a una delegación de senadores integrada por Ricardo Núñez (PS), Jaime Orpis (UDI), Baldo Prokurica (RN) y Adolfo Zaldívar (DC), todos ellos miembros de la comisión de Minería y Energía del Senado, a Balakova, una pequeña localidad ubicada a orillas del río Volga, mil kilómetros al sur-este de Moscú.

El presidente de la comisión, Ricardo Núñez, está consciente de las sensibilidades que despierta el tema nuclear en el país. Pero también defiende que este tipo de viajes debe hacerse durante el transcurso de una investigación más amplia. "Lo que decidamos hoy repercutirá en las próximas generaciones, por lo que hay que ser muy rigurosos", opina. Y subraya que "si Chile quiere dar el salto al futuro debe optar por plantas de última generación".

Como aquella que van a ver a Rusia, la cual está emplazada en un sector donde hay otras dos centrales en las cercanías, una hidroeléctrica y otra a carbón. "La idea es concientizar a los senadores respecto del impacto ambiental de cada una de ellas, cosa que se puede apreciar a la vista", concluye Gubin.

El lobby nuclear partió con todo.

COMISIÓN ZANELLI: Las áreas clave del informe nuclear

La "comisión Zanelli" -llamada así por el físico Jorge Zanelli, que encabeza el equipo que asesora a la Presidenta Michelle Bachelet en el posible uso de energía nuclear en el país- fijó este mes como plazo para entregar un informe con las conclusiones sobre la materia.

Precisamente, el presidente de la comisión acompañó a la Mandataria en la gira que realizó esta semana a Japón, país que obtiene el 25% de su energía a través de los 55 reactores nucleares repartidos en su territorio.

Según el presidente del PPD, Sergio Bitar -quien se reunió con la comisión-, la fecha de entrega del mismo no será antes de octubre. Lo importante, asegura, es que se necesita un "plan preciso de estudios sobre temas clave en un plazo que no exceda de 2010".

Explica que estos estudios dicen relación con seis áreas esenciales: recursos humanos; normas respecto de emisiones de radiactividad; creación de instituciones que regulen el funcionamiento de las plantas y el manejo de residuos; cuáles son las tecnologías y costos alternativos de implementar centrales nucleares; abastecimiento de uranio, y un rol protagónico del Estado en la administración y control de las futuras plantas.

Texto Citado de Greenpeace
Por Fernando Vial

2 comentarios:

zorraaaa XD dijo...

hola mi vilch del demonio solo paso a dejarte un besotote y decirte ke te amo mas ke la xaxuuuu! =D

constanza salome dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.